Ha muerto Luis Caruncho

Tomás Paredes – AICA SPAIN / AECA


El pasado viernes,7 de octubre, tras varias semanas hospitalizado, fallecía, a los 87 años, Luis Caruncho, un carácter, una actitud, una particularidad muy expresiva. Reiteró adunia: “Hay geómetras más rigurosos que yo, que son decididamente más fríos, en mis obras palpita más la vida”. Pareciera una constante en su vida, que no todos han sabido descubrir, pues aunque la noticia de su muerte ha sido un clamor digital, hay una tendencia a la frialdad, cuando Caruncho era estuosos, facundo, comunicativo, volcánico.

Luis siempre quiso ser creador, expresar sus sentimientos desde la perspectiva creadora. Mas, en su largo servicio a la cultura, hizo otras muchas cosas bien: crítica de arte, comisario de exposiciones, gestor cultural, editor, arquitectura interiorista, diseño, aglutinador de ideas y propuestas humanistas. Eso se traduce en que el mejor director que ha te-nido el Centro Cultural Conde Duque ha sido él, igual en el Museo de Unión Fenosa.

Hombre de acción, activista de la creatividad, hacedor de amigos, sus amigos le adoraban: Camilo José Cela, Pepe García Nieto, José Luis Morales. Luis Cervera, José María Iglesias…En los noventa era una personalidad arrolladora, que gana premios de pintura como el L’Oreal y el BMW de Pintura. Que dirige Museos, que construye edificios, que reconstruye Dubrovnik, que triunfaba en Lubljana, que colaboraba en la realidad del MGEC de Marbella. Antes, había creado grupos, galerías de arte, hecho murales, y se había inclinado por el arte normativo, humanizado, vibrante de vida, como aquella serie, sería, blanca, feraz, sobre Unamuno. Grabados, libros, carpetas, performances.

Intento no repetir esa mal cosida biografía de su existencia, que corre por todos los me-dios, hablando un tanto de oídas. Fue discípulo de don Daniel Vázquez Díaz, cuando conoció a Rafael Canogar, buen amigo suyo, y a José Caballero, Álvaro Delgado.

Era riguroso en su trabajo, muy conciliador, jovial, alegre, decidido, buscando siempre soluciones a lo que se le planteaba. Era muy gallito, piropeador, galante, amante de lo selecto y con un gusto exquisito, como prueba su pintura y su arquitectura, su casa propia. Era sibarita, no en la gastronomía, sino en su actitud vital, con los coches, en el arte.

Había nacido el 15 de enero de 1929 en la Coruña, en el 40 se traslada a Madrid, donde hará su vida, sin desligarse nunca de Galicia ni de Marbella. Hubo un proyecto para hacer un Museo personal de su obra y su colección en San Pedro de Alcántara, pero cuando todo estaba listo, el municipio se desquició y todo quedó en promesa.

Del neocubismo derivó a un constructivismo, limpio de signos hasta quedar en un esencialismo. Desde 1973, primera individual en las galerías Monzón y Gianini ha realizado cientos de exposiciones en ámbito nacional e internacional. Perteneció a AECA y AICA. Ha sido un generador de aire para mover y agitar la cultura, enriqueciendo la vida..

Su obra queda, en distintos museos e instituciones, pero su sonrisa, su disposición constructiva, su alegría, su compartir, su solidaridad, su entrega al amigo, al próximo, la echaremos de menos. Para Tatiana, su segunda esposa, para Pilar, su mano derecha, para el mundo cultural, mis condolencias y el ofrecimiento de no olvidar su ejemplo.

Informe de mi participación en el Consejo de Administración de AICA, en París, 15.III.2014

Tomás Paredes – AICA SPAIN / AECA


Como estaba previsto, asistí al Consejo de Administración de AICA, 15 de marzo de 2014, en París. Tuvo lugar en la sala de conferencias de Ecole Nationale Supèrieure des Beaux Arts, 14, rue Bonaparte, 75006.-PARIS. Desde las 9 horas a las 13’30 horas. La cita comenzó con algún retraso. La documentación que se presentaba, aparentemente estaba en tres idiomas, pero en la carpeta del español, sólo había un texto traducido, que era el informe del Presidente. El resto estaba en el inglés. Asistieron en torno a 24 secciones y seis delegaron el voto. Era difícil saber con exactitud, porque algunos presidentes estaban acompañados, por lo que las votaciones eran un tanto confusas y en más de una ocasión hubo que volver a contar y recontar las manos alzadas en señal de voto.

Insisto en el tema de las lenguas. Sigo creyendo que una institución como la nuestra pue -de costearse, dos veces al año, dos traductores. Hubo varios miembros que no entendieron bien toda la sesión, porque era evidente que algunos traducían al francés, algunas consideraciones. Y si uno no se entera bien, ¿qué valor tiene el voto? No creo que la UNESCO justificase esta conducta, ya que las lenguas oficiales de AICA son: francés, inglés y español.

La sesión se desarrolló espartanamente en inglés por lo que perdí algunas fases de los informes y muchos matices de los debates. El orden del día constaba de 9 puntos, de los que sólo se trataron cuatro y algunas referencias a otros dos más. Como siempre, no hubo tiempo para las Secciones Nacionales, con la importancia que tienen, porque AICA está conformada por ellas, por encima de la junta que la dirige.

En primer lugar, se informó de la Asamblea de Bratislava, temas tratados, nombramientos de cargos y modificaciones. Allí, ha propuesta del Presidente, se aprobó el nombramiento de Raphaël Cuir, presidente de AICA Francia, como Secretario General Adjunto y la finalización de la relación laboral de Anne Claude Morice y Akiko con AICA.

A continuación el informe del Presidente, único documento en español, en el que volvía a referir estos acuerdos, así como los problemas que ha ocasionado el despido de los dos secretarias, que han tenido que ser indemnizadas con miles de euros. Ni una palabra res-pecto a la responsabilidad de quien corresponda en esta operación que pienso ha estado mal gestionada.

Marek Bartelik agradeció a Marjorie Althorpe-Guyton su trabajo en la preparación del Congreso de Corea, durante octubre próximo, así como a la sección de AICA Corea. Informando de los beneficios de sus viajes a Pakistan y a Taiwán, donde percibió la necesidad de una AICA bien representada en Asia, África y Medio Oriente, donde estamos claramente subrepresentados”.

Anuncio la fallida colaboración con Art in America y la colaboración con la publicación Brooklyn Rail, en un acto que se desarrollará a finales de abril de 2014 en el Instituto Cervantes de Nueva York. Finalizando con  elogios a la publicación del libro La invención de la distancia de Ticio Escobar, coeditado con Fausto Ediciones y AICA Paraguay, que está a la venta, pero sin saber el resultado de la operación.

A continuación, informó Brane Kovic, Secretario General de AICA, quien entre otros asuntos, refirió su visita a Madrid y su participación en la Asamblea de AECA, así como su participación en la entrega, durante ARCO, de los Premios Internacionales de AECA. Pidiendo una colaboración de AICA para nuestro Congreso Internacional sobre “Arte Político”.

Tras su intervención, le agradecí su visita a Madrid y su participación en nuestra Asamblea y dije al Presidente lo importante que es esta relación con las Secciones Nacionales. Le invité a participar en nuestro Congreso de “Arte político”, cuya propuesta tuvo mucho éxito, porque fueron varios miembros de AICA los que me pidieron participar, como Liam Kelly, especialista en arte político. También invité a participar en ese Congreso Internacional a Andrzej Szczerski y al profesor Poinsot, que me dijo no era su tema favorito, pero que lo pensaría. Aunque advirtiendo a todos que había un Comité Científico, que es el encargado de admitir o rechazar ponencias y comunicaciones. 

A continuación intervino la Tesorera, Efi Strousa, quien presentó las cuentas, muy perjudicadas por las indemnizaciones a las personas que trabajan en la oficina de Paris, a las que se había aprobado despedir. Explicó en líneas generales los gastos e ingresos y manifestó que algunas secciones no habían ingresado sus cuotas, pidiendo disculpas por algunos desajustes y retrasos en el funcionamiento de la oficina de París por estos acontecimientos señalados.

Como punto 3º, se debatió la nueva estructura de la oficina de París, en la que ahora trabaja Alma Saladim a tiempo parcial y aquello se hizo  interminable con propuestas y disquisiciones no siempre bien pensadas. Tanto que se convirtió en el monotema de la reunión, con algunas intervenciones de la comisión de la página web, pero volviendo constantemente a este asunto, luengo enlazado con un absurdo debate sobre las funciones del Secretario General, cuya votación se postergó a Corea. Los Estatutos indican las funciones de cada miembro de la Junta y los miembros del comité deberían conocerlos.

Es evidente que la reunión no se había preparado de antemano y que la improvisación y las largas y reiteradas intervenciones se comieron el tiempo de tratar temas más interesantes para AICA. 

La reunión se levantó sin acabar el orden del día fijado. Informó el Presidente de los próximos Congresos que serán en Suecia y, con toda probabilidad, en Cuba o Estados Unidos, Los Angeles. Creo que si se propone el de Cuba, de forma definitiva, tendrá muchas objeciones. No se fijó la fecha de la próxima reunión en octubre. Ni se me invitó a formar parte de la Comisión de Lenguas, como había prometido en Bratislava el profesor Poinsot.

Mi sensación es que se comienza a tener en cuenta a AECA y si se confirma la colaboración de AICA en el Congreso Internacional “Arte político”, será una prueba contundente de que ello es así. Creo que la asistencia a los Comités y a las Asambleas es fundamental y que tenemos que seguir con ese esfuerzo.

De otra parte, animo a todos los miembros de AECA, que no sean ya de AICA, a presentar su candidatura para ser admitidos. En AICA no entienden muy bien que haya miembros de la Asociación Española que no quieran ser de AICA y se extrañan de esta actitud. Mi idea es que estemos presentes en AICA, cada vez más: en comisiones, comités, asambleas, participando en sus congresos. Y que cada día más miembros de AECA lo sean de AICA. No podemos consentir que grupos minoritarios manejen a su antojo, a esta prestigiosa entidad, que necesita de todos los profesionales miembros. 

Nuestros miembros de AICA deben saber que para el acceso a la información de AICA, el login es: aica-member, y la contraseña: 20SEUL14.

Tenemos ya a disposición de nuestros miembros, que deseen pertenecer a AICA un formulario a rellenar. Deben enviarlo a AECA, una vez cumplimentado, para remitirlo a AICA sin esperar mucho tiempo. Hay más detalles que podrían apuntarse, pero por el momento no puedo ser más explicito.

Crónica del XLV Congreso de AICA en Zúrich

Tomás Paredes – AICA SPAIN / AECA


PARA LOS MIEMBROS DE AECA

El  9 de julio de 2012 comenzaba, en las aulas de la Universidad de Zürich, el 45 Congreso de AICA, que duraría hasta el día 13 con una Asamblea General y una posterior visita, sábado 14, a la Documenta de Kassel. 

En la mañana del día 9 se reunieron las diferentes Comisiones y por la tarde, en sesión de 14 a 18 horas, tuvo lugar el Consejo de Administración, que estuvo presidido por Marek Bartelick, acompañado del Secretario General, Brane Kovic y de la Tesorera Efi Strousa, que condujeron la sesión, asistidos por la secretaria Anne-Claude Morice. 

Como presidente de AECA, estaba convocado al Consejo de Administración, al que asistimos entre 21/26 miembros, y que se desarrolló como sigue, según el orden del día propuesto por la Secretaria General, con insistencia en que debía finalizar a las 18 horas.  

  1. Se informó y aprobó el contenido de las Actas del último Consejo de Administración, de fecha 10 de marzo de 2012, celebrado en París, con 24 votos a favor. 
  2. Informe del Comité Ejecutivo de la actividad del Presidente, del Secretario General y de la Tesorera. Se aprobó por 22 votos y hubo dos abstenciones y mi voto en contra, porque no podía aceptar las conclusiones e interpretaciones de Brane Kovic de nuestra reunión en Madrid respecto a la relación AECA-AICA. Insistí en que había pedido que se tratara este tema y no lo veía en el orden del día, a lo que se me contestó que se tratara en el punto7º. Y tampoco estoy de acuerdo de la forma en que se presento el balance. 
  3. Se presentaban varias reformas parciales de Artículos de los Estatutos y el Reglamento, todas fueron rechazadas y solo se previó un párrafo concerniente a la corresponsabilidad en la administración de Presidente, Secretario y Tesorera. 
  4. Informe de las Comisiones y creación de una nueva para Publicaciones, se aprobó con los votos mayoritarios.  Pedí que algún miembro de AECA formara parte de una de ellas y se me contestó que “estaba fuera de fecha y que no se podía ya”..
  5. Se estableció el próximo Congreso en Kosice, para el 13 de septiembre de 2013.
  6. Se presentó para su elección: Tesorera, 3 Vicepresidentes y 10miembros de Comisiones. 
  7. Noticias de sesiones. Aquí se me dio la palabra para defender la posición de AECA, que es dejar los Estatutos como están y cumpliéndolos, en contra de lo que proponía el Secretario General. Debía quedar bien claro que AECA es la sección de AICA en España y por tanto tenían que desaparecer otras siglas. Al fin de mi exposición, el Presidente dijo que había que escuchar a la otra parte. Me quedé estupefacto, porque nadie me había dicho que había un miembro de la ACCA en la reunión del Consejo de Administración, representando a su presidente (otro incumplimiento de los Estatutos). Entonces dio la palabra creo que a Parcerisas- y digo creo por que no la conocía, nadie me presentó y ella no dijo su nombre- leyendo dos folios en ingles sobre el reconocimiento de la legua catalana y su identidad por la UNESCO. Repliqué que “¿cómo voy a tener algo contra Cataluña si forma parte de España?”. El Secretario insistió en lo de la lengua, pero allí no estábamos tratando de la lengua, sino de la crítica de arte y de una Sección Nacional y otra Autonómica. . Finalmente, todo muy apresurado y confuso, porque había que terminar- mi intervención comenzó a las 17’45- el Presidente me preguntó que si yo podía acudir a una cita con esta representante de ACCA, el viernes 13, a las 9 horas, una hora antes de comenzara la Asamblea General, a lo que respondí que si que no tenía ningún inconveniente en hablar con quien fuera para dar una solución a esta situación contra estatutaria. Yo tuve que irme y los demás comenzaron a levantarse y lo que se dijera en petit comité ya no lo oí.

ASAMBLEA GENERAL
Como había quedado, allí estuve a las 8’55 horas, del viernes 13, aula KOL  F101, pero allí no se presentó nadie. Al poco encontré al Presidente hablando con Jesús Pedro Lo-rente, el primero dijo que la colega de la ACCA tenía que irse y no iba a asistir a la reunión, pero que todo se iba a arreglar. Yo había tenido que levantarme a las 5 de la mañana, para viajar de Lausanne a Zürich y al llegar me encuentro con esta tremenda falta de educación y de seriedad. 

Jesús Pedro y yo estuvimos hablando con el Presidente, que ya había informado a Jesús Pedro de sus conversaciones con Parcerisas y le insistimos en que el asunto de AECA había que tratarlo, y que no estaba en el orden del día, pese a haberlo pedido, y accedió a tratarlo. El inicio de la  Asamblea estaba anunciado en la documentación a las 10, pero el jueves 12, durante el congreso, se fijó finalmente a las 9, con lo que los que no estuvieron  ese día y fueron directamente a la Asamblea, como fue el caso de los miembros de AICA españoles, desplazados a Zurich, llegaron tarde a la reunión. En total creo que había 38 miembros de AICA presentes. El recuento de los votos fue un poco chapucero, porque se hacia a mano alzada y casi nunca coincidía. Sólo se votó por escrito y en secreto las elecciones del punto 6º. He pedido a la secretaria un listado de los asistentes a la Asamblea General y me ha sido enviado, constando 40 asistentes y sus nombres.

Como acordamos en la Junta Directiva de AECA, 9 de junio de 2012, a las Asamblea General, en Zürich, asistimos: Tomás Paredes, Miguel Ángel Chaves, Julia Sáez-Angulo, María Dolores Arroyo, Montserrat Acebes y Jesús Pedro Lorente.

Siguiendo el orden del día, se desarrolló como sigue: 

  1. Se aprobaron las actas de la última Asamblea General, celebrada el 20 de octubre de 2011, con una tediosa corrección de erratas. Con treinta y seis votos, después de contar varias veces. 
  2. Informe del Comité Ejecutivo: Presidente, Secretario y Tesorera. Jesús Pedro Loren te, con su fluido inglés, insistió en el cambio de dos párrafos del informe de Brane Kovic, que se resistía a cambiar nada, hasta que el presidente intercedió y se reconoció que AECA es la sección de AICA en España. No es admisible que la opinión personal de un Secretario se refleje en un informe oficial que se va a someter a votación en una Asamblea  Este punto se aprobó con 24 votos, y abstenciones y noes. 
  3. En cuanto a las reformas propuestas sólo se aprobó la corresponsabilidad en la administración de Presidente, Secretario y Tesorera. El resto de modificaciones ni se pro-puso a votación.
  4. Informes  de las Comisiones. Cada Comisión informó de sus trabajos y propuestas y en este punto, llamé a Carlos Acero para que intentara poner un representante de AECA en las Comisiones y ya  Brane Kovic le había sugerido el nombre de  Jesús Pedro, cuya incorporación se voto después, entre los 10 miembros nuevos de Comisiones. También se agregaron otros nombres, fuera de plazo y sin estar presentes en la reunión. 
  5. Se fijo el próximo Congreso para el 13 de septiembre o fecha cercana con sedes en Kosice y Bratislava .
  6. Se propuso la votación de Tesorera, 3 vicepresidentes y 10 miembros de comisiones. Se aprobaron por mayoría absoluta, Jesús Pedro Lorente, fue el miembro más votado de su candidatura, para formar parte de las Comisiones, las presencia de varios miembros de AECA en la Asamblea fue clave para esto.  J. P. Lorente estará en la de Comisión de Membrecía.
    Luego, vino el punto AECA-AICA. Percibí una gran reticencia del Comité en este asunto hacia AECA. Jesús Pedro defendió nuestra posición y en un primer momento y luego yo tomé la palabra, para matizar algunos puntos. Después una asistente que dijo ”yo soy de Castilla y vivo en Barcelona y defiendo su Asociación”, lanzó una soflama  a causa de la cita de los nombres de Román de la Calle y José Corredor-Matheos, que tampoco era necesario citar porque creaba confusión y no son ejemplo más que de ambigüedad y de buenismo. Luego no supe más de esta  señora, la vi en el comedor y desapareció, sin asistir a la sesión de tarde y sin identificarse. Por lo que deduzco a posteriori es un miembro de la Open Section. Resumiendo, el presidente propuso una votación de tres opciones: 1ª: dejar fuera a ACCA y dejar sólo AECA, integrándose ACCA dentro de AECA como una Asociación Autonómica, siguiendo lo que fijan los Estatutos. 2ª: dejar ACCA como está y reconocer a AECA como Sección Nacional de AICA y 3º: dar dos años de plazo para llegar a un acuerdo AECA-ACCA. La 1º contó con 8 votos, la segunda con 14 y la tercera con 14. ¡Qué casualidad, que hubo que votar dos veces y que se hizo a mano alzada y contando los votos sin rigor objetivo!. El voto de calidad del Presidente, aún contraviniendo los Estatutos, se inclinó por dejar ACCA como está y AECA como sección en España,: 2ª opción. Seco y corto, esta es la realidad, que no quiero comentar por el momento, pero que seguiré con lupa en la redacción de las Actas del Congreso.
    Como era tarde, las 13’20 horas, hicimos un receso para comer y  seguir a las 14 horas. 
  7. Noticias de las sesiones, donde hubo algunas comparaciones insidiosas y de un enorme desconocimiento de la realidad de  España, comparada con otros casos puntuales  como es Puerto Rico y otros mucho menos apropiados. Cada sección fue desgranando su programa y nosotros presentamos nuestro programa de actividades con un Congreso sobre “La mujer en el arte”, “Homenaje a Gaya Nuño”, “Visitas a Talleres”, “Exposiciones”, “Recitales” y otras actividades culturales. 
  8. Cuestiones Diversas. Un punto que dio para poco, si no fue el comentario de asuntos ya tratados. 
  9. Fecha del Congreso de Kosice 2013, en torno al 13 de septiembre.
    Al final, me despedí del Presidente y de la Tesorera, pero al Secretario General  no pude darle la mano porque no lo vi, lo que siento, a pesar de la animadversión con la que trató siempre a AECA. El Congreso es mejorable, tanto en sus formas como en sus contenidos, aunque Marek Barrtelick pareció más conciliador. No entiendo por qué se ha convertido en un organismo que sólo se comunica en inglés, teniendo tres lenguas oficiales: ingles, español y francés. Ni que no haya dinero para tener un servicio de traducción, que es un gasto asumible y un servicio imprescindible en la Asamblea General. En el mundo de las tecnologías y las redes, que pueden ahorrar gastos de viajes, hay que dar servicios que permitan la expresión y clara comunicación de nuestros miembros. AECA va a estar presente en AICA, va a intervenir, cooperando lealmente, pero sin sumisiones ni aguantar posturas improcedentes e injustificables. Algunos de nuestros miembros deberían participar en el próximo Congreso y por supuesto que asistiremos a la Asamblea General. Cambiar los Estatutos es tarea enormemente complicada, como se vio en las escasas y puntuales ocasiones en las que se pretendió. Por consiguiente, vamos a cumplirlos y a exigir que se respeten dentro de AICA o acudiendo a los foros internacionales que sea necesario. La normalidad tiene que llegar, hemos de restablecer nuestros contactos, cueste lo que cueste. Con todo el respeto pero siendo respetados.